Mediante Decreto Presidencial N°4.220, reimpreso el 08 de junio de 2020 y publicado en Gaceta Oficial 41.896, el Ejecutivo Nacional estableció las normas concernientes a la exoneración del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA), Impuesto de Importación y Tasa por Determinación del Régimen Aduanero, Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF), así como cualquier otro impuesto o tasa aplicable de conformidad con el ordenamiento vigente, a las importaciones definitivas y las ventas realizadas en el país de combustibles derivados de hidrocarburos, así como los insumos y aditivos destinados al mejoramiento de la gasolina, realizadas por el Estado directamente, o por empresas de su exclusiva propiedad, o por empresas mixtas con participación del capital estatal y privado en cualquier proporción y por empresas privadas, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 58 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos.

El decreto señala una serie de requisitos necesarios para el disfrute del beneficio de exoneración que deberán ser presentados ante la respectiva Oficina Aduanera, los mismos son:

  • Una relación descriptiva de los bienes muebles corporales que serán importados.
  • El Órgano o Ente encargado de la adquisición de dichos bienes muebles corporales deberá presentar factura comercial emitida en su nombre.
  • Oficio de exoneración del Impuesto de Importación y Tasa por determinación del régimen emitido por el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT).

También se establece que las importaciones definitivas de los bienes muebles corporales señalados en el mencionado decreto deberán realizarse por la misma oficina aduanera elegida por el beneficiario de la exoneración y en caso de requerir realizar las importaciones definitivas ante una aduana distinta a la seleccionada, deberá notificarse a la oficina aduanera de ingreso. Además, la oficina aduanera de ingreso deberá llevar un registro de las operaciones exoneradas del IVA, donde se identifique la fecha de importación, las cantidades de bienes, el valor CIF de los bienes importados, el monto del respectivo impuesto de importación y el monto del IVA exonerado, así como el monto de los recargos, derechos compensatorios, derechos antidumping, intereses moratorios y otros gastos que se causen por la importación, según sea el caso.

La evaluación periódica al Impuesto al Valor Agregado (IVA) se realizara semestralmente tal como lo determine el SENIAT.

Por otro lado, el decreto señala que podrían perder el beneficio quienes no cumplan con las obligaciones establecidas en el Código Orgánico Tributario, la Ley de Impuesto al Valor Agregado, la Ley Orgánica de Aduanas, sus reglamentos y cualquier otra norma tributaria o aduanera aplicable.

El beneficio de exoneración tendrá una vigencia de un (01) año contado a partir de la fecha de su publicación en Gaceta Oficial.