Desde lURISCORP presentamos las siguientes claves que estarán presentes en la economía venezolana para el nuevo año 2020.

1- Necesidad de una estrategia de precios acertadas:

El consumidor es extremadamente sensible a precios, la mínima diferencia puede ser determinante.

2- Mercado notoriamente más reducido:

La economía nacional seguirá cayendo, el tamaño de su economía es parecida al de un país centroamericano.

3- Cambio de la competencia:

Productos importados más baratos que los nacionales, gracias a la libertad de aranceles e importaciones, que afecta seriamente el sector productivo del país.

4- Importar en vez de comprar localmente

Consumidores y empresas pueden mirar alternativas para comprar importar directamente sin intermediarios.

5- Mercado interno no competitivo:

La capacidad interna existente está detenida. El sector productivo buscará exportar para hacerse rentable. El país generaría sus propias divisas, sin embargo:

  • La sanciones internacionales afectan ese contexto, por la desconfianza del cliente internacional hacia Venezuela: Teme ser sancionado por no saber si hay vinculaciones al régimen.
  • El costo de exportación. Los exportadores desean hacerlo pero están sometidos a muchos controles y exceso de trabas administrativas, que se traduce en corrupción. Sin embargo, no descartamos, a largo plazo (2021), ver un país que ha incrementado su capacidad de exportación.
  • El reto será decirle al mundo que ese sector industrial/comercial no está vinculado al régimen, por lo que la transparencia y el cumplimiento normativo serán claves.

6- Altos costos de salida del mercado:

Perder la oportunidad de permanecer en el mercado es el reto, le costará mucho volver a entrar al mercado, ya que los márgenes de ganancias no son aquellos que vimos en el pasado.

7- El problema del financiamiento:

Los límites patrimoniales de la banca, la dolarización del crédito y las normas del encaje, comprometen la estabilidad del sistema financiero. De no abrirse esta opción pronto, el deterioro empeorará en el empresario que no puede apalancarse como se requiere para replantear sus negocios en 2020.

8- El régimen necesitará más recursos:

Es año electoral, el Gobierno de Maduro aumentará el gasto público, por lo que necesitará mejorar la recaudación. Se espera:

  • Incremento de tasas, tarifas, impuestos o de la base imponible de algunos impuestos ya creados.
  • Mayor agresividad en los procesos de recaudación
  • Búsqueda de un plan mediante sus ingresos no se diluyan con la inflación: El Petro como una unidad de cuenta fluctuante que no le haga diluir su ingreso en moneda local

9- La pseudo liberalización de la economía:

Es la búsqueda natural del mercado que necesita recuperarse, sin embargo, el reto principal es la confianza en el país; imposible de recuperar con Maduro en el poder, pese a la posible continuación del apoyo financiero de Rusia y China.

10- Incremento de la dolarización:

La penetración del ésta será de un 80% en el mercado para antes del segundo semestre del año.

11- Incremento en las remesas

12- Continúa la hiperinflación:

Dependiendo de las medidas económicas que se dicten. Sin embargo, es incierto. Proyección 2800% para 2020.

13- Búsqueda de aumento en la producción petrolera:

Al igual que el sector petroquímico, la industria petrolera buscará aumentar su producción. Están modificando los esquemas de las empresas mixtas para buscar salidas.

14- Opciones de financiación y oportunidades de la Bolsa de Valores de Caracas:

Vemos con buenos ojos estas opciones, por lo que creemos que podrá crecer significativamente.

15- Presión para la refinanciación de la deuda externa:

Se hará mucho lobby para esta causa. No vemos posible que ocurra con Nicolás Maduro en el poder. Este es uno de los principales incentivos en Washington para que ocurra una transición.